Mostrando entradas con la etiqueta Ebooks. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ebooks. Mostrar todas las entradas

La Guerra de las Galias - Julio César

La Galia esta dividida en tres partes: una que habitan los belgas, otra los aquitanos, la tercera los que en su lengua se llaman celtas y en la nuestra galos. Todos estos se diferencian entre si en lenguaje, costumbres y leyes. A los galos se- para de los aquitanos el rio Carona, de los belgas el Marne y Sena. Los mas valien- tes de todos son los belgas, porque viven muy remotos del fausto y delicadeza de nuestra provincia; y rarisima vez llegan alla los mercaderes con cosas a proposito para enflaquecer los brios; y por estar vecinos a los germanos, que moran a la otra parte del Rin, con quienes traen continua guerra. Esta es tambien la causa porque los helvecios² se aventajan en valor a los otros galos, pues casi todos los dias vie- nen a las manos con los germanos, ya cubriendo sus propias fronteras, ya inva- diendo las ajenas. La parte que hemos dicho ocupan los galos comienza del rio Rodano, confina con el Carona, el Oceano y el pais de los belgas; por el de los secuanos³ y helvecios toca en el Rin, inclinandose al Norte. Los belgas toman su principio de los ultimos limites de la Galia, dilatandose hasta el Bajo Rin, mirando al Septentrion y al Oriente. La Aquitania entre Poniente y Norte por el rio Carona se extiende hasta los montes Pirineos, y aquella parte del Oceano que bana a Espana. II. Entre los helvecios fue sin disputa el mas noble y el mas rico Orgetorige. Es- te, siendo consules⁴ Marco Mesala y Marco Pison, llevado de la ambicion de rei- nar, gano a la nobleza y persuadio al pueblo «a salir de su patria con todo lo que tenian; diciendo que les era muy facil, por la ventaja que hacian a todos en fuerzas, senorearse de toda la Galia». Poco le costo persuadirselo, porque los helvecios, por su situacion, estan cerrados por todas partes; de una por el Rin, rio muy ancho y muy profundo, que divide el pais Helvetico de la Germania; de otra por el alti- simo monte Jura, que lo separa de los secuanos; de la tercera por el lago Leman y el Rodano, que parte terminos entre nuestra provincia y los helvecios. Por cuya causa tenian menos libertad de hacer correrias, y menos comodidad para mover guerra contra sus vecinos; cosa de gran pena para gente tan belicosa. Demas que para tanto numero de habitantes, para la reputacion de sus hazanas militares y va- lor, les parecia termino estrecho el de doscientas cuarenta millas de largo, con ciento ochenta de ancho.

La Guerra de Las Galias - Julio Cesar by Juan Carlos Lopez Villa

Guerra y vicisitudes de los españoles

Guerra y vicisitudes de los españoles fue escrito en París entre 1939 y 1940 para ser publicado este último año, por entregas y bajo el título Historia de la guerra en Es- paña, en el periódico La Vanguardia de Buenos Aires. Lo primero que llama la aten- ción es que, a pesar de la cercanía en el tiempo de los acontecimientos que narra, carece de los odios y resentimientos que cabría esperar en quien había sido prota- gonista destacado de uno de los bandos. Esa actitud de Zugazagoitia conquista de inmediato al lector y, además, proporciona una considerable credibilidad a su ver- sión de los hechos. Por ejemplo, ya en las primeras páginas sorprende la natura- lidad con que describe el traspaso de simpatías de los jóvenes de derecha desde la CEDA hacia la Falange, y las analogías de las tácticas de esta última con las de los sindicalistas de la CNT. Julián Zugazagoitia conoció el asesinato de Calvo Sotelo por boca de uno de sus responsables. Concebido como represalia por la muerte el día anterior de un ofi- cial republicano, Castillo, en el plan se contemplaba también la ejecución de Gil Robles. No hizo falta que esta se consumara para que estallara la guerra, predicha con lacónica exactitud por Zugazagoitia nada más saber del atentado. A partir de ahí se inicia el relato de los acontecimientos más significativos de la contienda, tal como se vivieron en la parte republicana. Combinando a partes iguales apasio- namiento y amargura, el periodista se ocupa tanto de los hechos políticos como de los sucesos militares. En los primeros, destacan su paso por la dirección de El Socialista y, ya implicado en el Gobierno, sus singulares relaciones con Prieto y Negrín.

Zugazagoitia, Julián_Guerra y vicisitudes de los españoles.epub by Manuel Ramon Martin Iguacel

La Segunda Guerra Mundial Winston Churchill

A las 11.15 del 3 de septiembre de 1939, el primer ministro británico, Neville Cham- berlain, se dirigió por radio a la nación para anunciar que estaban en guerra con Alemania. De inmediato comenzaron a sonar las sirenas. Testigo de excepción, Winston Churchill —primer ministro durante los períodos 1940-1945 y 1951-1955— describe el transcurso de la Segunda Guerra Mundial y sus principales aconteci- mientos desde la profundidad de su análisis y la intensidad de su vivencia con plu- ma lúcida e incisiva. El camino hacia el desastre desde el Tratado de Versalles has- ta que Hitler conquista Polonia, la caída de Francia y la batalla de Gran Bretaña, el bombardeo de Londres, las operaciones anfibias en el norte de África e Italia, el día D, Pearl Harbor, la liberación de Europa Occidental o el lanzamiento de la bomba atómica son algunos de los hechos relatados en este extraordinario documento, considerado una obra maestra de la literatura del siglo XX, que trasciende cualquier género para constituir un clásico de la política, la diplomacia y la estrategia militar.

La Segunda Guerra Mundial - Winston Churchill by javier

La Conquista de América - El problema del otro

«A la pregunta acerca de cómo comportarse frente al otro no encuentro más manera de responder que contando una historia ejemplar: la del descubri- miento y conquista de América. Al mismo tiempo, esta investigación ética es una reflexión sobre los signos, la interpretación y la comunicación: pues la semiótica no puede pensarse fuera de la relación con el otro». Tzvetan Todo- rov La conquista de América es un ensayo fascinante sobre la confrontación cul- tural en el Nuevo Mundo, cuyas implicaciones van mucho más allá de la Amé- rica del siglo XVI. Esta obra, convertida en un clásico del género, ofrece una original interpretación del descubrimiento de América por Colón y la subsi- guiente conquista, colonización y destrucción de México y el Caribe realizada por los españoles al comienzo de la Edad Moderna. Sirviéndose de las fuentes del siglo XVI, el escritor y crítico francés Tzvetan Todorov examina las creencias y comportamientos de los conquistadores españoles y los aztecas, adversarios en un conflicto intercultural que supon- dría la destrucción de la población nativa de Mesoamérica y su cultura. Absorbente, sagaz y comprometido con el reclamo de un necesario diálogo en- tre las diversas culturas, La conquista de América evoca un drama que fijaría los patrones de toda la historia del colonialismo occidental.

La Conquista de America - Tzvetan Todorov by Antalfon

Historia Verdadera de la conquista de la Nueva España

Entre 1519 y 1521 Hernán Cortés, al frente de un escaso grupo de soldados, lle- va a cabo la conquista de México, una de las epopeyas más importantes de la presencia española en el Nuevo Mundo. Sobre este acontecimiento contamos con varios testimonios, tanto de cronistas españoles como de los autores de códices y relaciones indígenas. Ninguno, sin embargo, tan apasionante, di- recto y de fácil lectura como esta Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo. Sea cual fuera la razón última por la que Bernal escribió su Historia, su largo memorial y sus recuerdos de conquistador, escritos y corregidos pacien- temente a lo largo de treinta años, constituyen todavía hoy uno de los relatos más apasionantes e increíbles sobre el encuentro entre dos mundos y dos cul- turas: la española y la americana. De ahí las numerosas ediciones que la obra de Bernal ha tenido en las más diversas lenguas.

Bernal Díaz del Castillo. Historia Verdadera de la conquista de la Nueva España (v1.0 Bercebus) by Remy Rojas

El Reich Africano

África en el año 1952. En una historia alternativa en la que el continente africano está en manos de los nazis, la esvástica ondea desde el Sáhara hasta el oceano Índico mientras los reactores de caza patrullan en el cielo. Gran Bretaña ha llegado a un acuerdo de paz con Hitler y el eco de las botas del ejercito alemán resuena ahora en todo el continente africano. Las dos grandes naciones comparten por el momento el continente, pero los planes de Walter Hochburn -el arquitecto del África nazi- amenazan a las debilitadas colonias británicas. En Inglaterra, el ex mercenario Burton Cole es reclutado para un trabajo que le per- mitirá saldar una cuenta pendiente con Hochburn, a pesar de los recelos de la mu- jer a quien ama. Si Burton fracasa, toda África será presa del horror y nadie estará a salvo. Sin embargo, cuando su misión se ve abocada al desastre, Burton tendrá que huir para recuperar su propia vida. Su periplo le llevará desde los campos de batalla del Congo hasta las granjas de esclavos de Angola, mientras una gran conspiración lo guía al corazón del Reich Africano.

El Reich Africano - Guy Saville by Ainhoa HW

AA. VV. - Morir, Matar, Sobrevivir - La violencia en la dictadura de Franco

La violencia no fue una consecuencia de la Guerra Civil, sino que era parte esencial del plan de los sublevados y lo siguió siendo de la dictadura de Franco hasta su hora final. Más allá del recuento de las víctimas, este libro, surgido de la colabo- ración de cuatro investigadores, transformará nuestra visión de medio siglo de la historia de España. Julián Casanova lo inicia con una valoración global del papel que desempeñó el terror en los cuarenta años de dictadura. Francisco Espinosa pone al descubierto el plan de exterminio que inspiraba el golpe militar y analiza su sanguinario desarrollo. Conxita Mir nos muestra cómo, una vez terminados los combates, el terror se usó como un instrumento de control social de los vencidos, esto es, de la mayoría de los españoles. Y, finalmente, Francisco Moreno estudia la resistencia opuesta por huidos y guerrilleros. Lo que aquí se nos ofrece no es, pues, un aspecto negro del franquismo, sino la trama de sombras que le da pleno sentido.

AA. VV. - Morir, Matar, Sobrevivir by kaporaki