Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edad Media. Mostrar todas las entradas

Cartas Rosacruces: Las siete puertas del misterio divino







Las Cartas rosacruces jugaron en su momento el papel de "manual de iniciación" de los llamados por la Orden Rosacruz de Europa para integrarse en sus filas. Prueba de ellos es que fueron redactadas en los primeros idiomas de la Orden: alemán e inglés. Las Cartas rosacruces eran la guía espiritual básica de todo recién iniciado en el primer grado de los misterios de la Orden; en ellas se condensaban las nociones fundamentales que debía comprender, y llevar a la práctica, todo neófito, si quería ascender con éxito los peldaños de la progresión mística. En definitiva, puede decirse que el texto instruía en lo arcano a quienes habían sido escogidos por la pureza de su corazón y su potencia espiritual. Por esta razón, quizá, el primer y más importante consejo que se da al lector es que para ser científico es preciso ser previamente virtuoso, es decir, que para recibir la luz divina en el corazón y comprender los secretos divinos es condición sine qua non haber penetrado en los dominios del Señor Todopoderoso. Sin comprender esto con el corazón, no se puede iniciar la larga y tortuosa andadura de la transmutación del individuo.

TEMA 15. LOS INICIOS DE LA EXPANSIÓN EUROPEA EN EL MUNDO


TEMA 15. LOS INICIOS DE LA EXPANSIÓN EUROPEA EN EL MUNDO

1.      causas de la expansión europea

1.1. Las motivaciones mentales y materiales de la expansión

Entre los siglos XI y XIII se produce en Europa el crecimiento más espectacular de la historia hasta la llegada de la revolución industrial. Asistimos al avance y progreso de Europa en todas sus áreas, desde la económica, el comercio y los grandes avances en la agricultura.
En un principio fue la península Escandinava la primera en expandirse fuera de sus fronteras pero no llegó a  culminarse por motivos esencialmente climáticos por lo que las grandes expansiones fueron llevadas a cabo por  Portugal y Castilla. Pero ¿qué propició que fueran estos dos reinos los protagonistas de la expansión?
En primer lugar utilizaron las mejores técnicas comerciales mediterráneas y a esto se unió la experiencia de las técnicas de navegación atlántica y la fortaleza de los barcos que allí navegaban.
El motivo religioso que motivó la expansión y los descubrimientos fue la expansión del cristianismo que hizo frenar de este modo la expansión musulmana.
Además de motivos religiosos hubo principalmente motivos político-económicos. El principal fue el descubrimiento del oro y el control de sus fuentes primarias eliminando de este modo a los intermediarios marroquíes que lo transportaban.
El oro del Sudán era transportado a lomos de dromedarios. Este tipo de transporte era lento y pesado pudiendo durar de dos a tres meses el transporte de una tonelada en la travesía del Sahara.  Los portugueses conocedores de esto se hacen con este comercio conquistando Ceuta y desciendo por la costa africana. A finales del XIII, este comercio queda monopolizado por Venecia y Génova a través de las rutas marítimas atendiendo así a la demanda de productos orientales como telas y perfumes que Europa demandaba.


1.2. Nuevas técnicas de navegación
1.2.1.     los barcos
El transporte marítimo evolucionó mucho durante la Edad Media. Utilizaron dos tipos de navíos. El primero fue la galera que era un navío muy ligero y fácil de maniobrar, pero no apto para transportar cargas pesadas por lo que usaron también la coca: un navío redondeado, lento y poco manejable pero apto para el transporte de mercancías pesadas.
De la mezcla de los dos surgió la carabela en el siglo XV: un velero largo con tres mástiles de los que colgaban velas, cuadrada la central y otras triangulares que además de dar fuerza eran fundamentales para dirigir la maniobra. Éste fue el navío idóneo para los descubrimientos debido principalmente a su rapidez, ya que ningún barco de vela era capaz de superarlo.

1.2.2.     Cartas y portulanos

Hasta que a finales del XVI no se impuso la Proyección de Mercártor, el tipo de navegación que se realizaba en Europa era a la estima ya que solo se tenía en cuenta la medida astronómica en grados tomando como referencia la estrella Polar y el Sol.
A partir de los siglos XII y XIII empiezan a elaborarse mapas del Mediterráneo con bastante precisión. La principal fuente de información para la elaboración de estos mapas, la constituyen los cuadernos de a bordo en los que los capitanes de las naves anotaban los puertos y rutas a seguir así como el resto de noticias que fueran útiles para la navegación. El más famoso de estos cuadernos es el pisano Compasso da navegare de mediados del XIII. Estos nuevos mapas se llamaron portulanos ya que en ele perfil de las costas a aparecía el nombre de cada puerto y los accidentes geográficos y rumbos a seguir.
Los rumbos están en relación directa con los vientos dominantes que son cuatro y dan lugar a los dieciséis de la Rosa de los vientos. Salían así un total de treinta y dos rumbos sobre los que se lograba calcular el avance efectivo el barco. Los vientos principales eran: Levante, Poniente, Mediodía, Tramontano, Griego, Exaloc, Lebeche y Maestre.
A partir del XIV las cartas se perfeccionan y cada vez incorporan más información. Se dividen en náutico-geográficas que explican conocimientos sobre las regiones costeras y su interland y puras que solo reproducen los accidentes que se ven desde el mar.
Las más famosas fueran la Carta Pisana (costas mediterráneas), le del genovés Vesconte (costa de Lisboa a Dinamarca) y la del mallorquín Angelino Dulcert (las islas Canarias).

1.2.3.     Los instrumentos de navegación

Para una correcta navegación además de las cartas tenían que saber trazar el rumbo que las naves tenían que seguir y conocer los ángulos que forman entre sí los vientos por si se  extraviaban. Esta tarea la realizaban los noacheros con ayuda de un compás que medía  y trasladaba las distancias en la carta marina y de las tablas de navegar (tablas de Martelogio), que servían para indicar la posición en el mar después de calcular los avances de retorno respecto al punto deseado.
Las primeras tablas de Martelogio documentadas datan de 1436 y se encuentran en el Atlas de Andrea Bianco.
En los casos en los que debido a la navegación no tenían referencia geográfica se guiaban por la astronómica utilizando la aguja de marear primero y la brújula después. En el siglo XIII los marineros descubrieron que el polo astronómico indicado por la estrella Polar, no coincidía con el polo magnético, indicado en la aguja de marear y la brújula por lo que era necesario tener en cuenta este desajuste. De ahí la importancia de la observación astronómica, ya que la altura de las estrellas indicaba la latitud en la que encontraba la nave.
El astrolabio era un instrumento que representaba la bóveda celeste y servía para fijar la posición y el movimiento de los astros. Su uso era terrestre siendo el cuadrante su sustituto para el uso marítimo. Se utilizaba en el mar también el sexante que era el cuadrante simplificado de sesenta grados mejorando notablemente la navegación nocturna.

2.      Viajes y viajeros medievales
Desde finales del XI, el Lejano Oriente estaba comunicado con Occidente a través de cuatro vías: dos terrestres y dos marítimas. La más septentrional de las terrestres comunicaba China con el mar Negro y la otra discurría a través del Turquestán y sus desiertos y cruzaba Persia desembocando en Basora. La ruta marítima más antigua ponía en contacto la India y el sudeste asiático con el mar Rojo y siempre se mantuvo el contacto con Oriente a través de alguna de ellas.
Los relatos de los viajeros por Asia proporcionan una fuente inagotable de información creando un género literario específico: Los Libros de Viajes que incluían tanto las guías para mercaderes, como los relatos de peregrinos y cruzados o los relatos imaginarios y los memorando de embajadores y misioneros.

2.1. Viajeros musulmanes
El viajero musulmán fue bien visto en todas las épocas y circunstancias y el trasiego de personas por los caminos de Dar al Islam fue algo constante ya que el Corán establecía que todos aquellos que económicamente pudieran debían viajar al La Meca y además ser hospitalarios con los demás.
Los libros de viajes musulmanes se conocieron con el nombre de Rihla y destacan tres autores: el granadino, Abu Hamid al-Garnatí, el valenciano Ibn Yubayr al-Balansi y el más importante el tangerino Ibn Batuta al que se considera el mayor viajero del mundo árabe visitando casi todos los países musulmanes.

2.2 Viajeros europeos
Hasta el siglo XIII el viajero más importante fue Alejandro Magno pero todo cambió a raíz de la aparición del imperio mongol que hizo que todos mostraran su interés hacia Asia hasta el punto que el Papa Inocencio IV en el IV Concilio de Letrán mostró su interés sobre los mongoles y se envió una misión especial por Asia.
Antes de este Concilio ya hubo expediciones a los dominios mongoles conociendo así sus costumbres sus costumbres y tradiciones. Pero la mayor fuente de información la aportó fray Simón de San Quintín.
El viajero más famoso de La Edad Media fue Marco Polo explicando sus viajes por China y Japón y las diversas misiones que allí llevó a cabo y ya en el siglo XIV cabe mencionar al franciscano Juan de Marignoli (arzobispo de Pekín) y Juan de Mandeville cuyo libro Las maravillas del mundo tuvo casi la misma difusión que el de Marco Polo.

2.3. Viajeros españoles
Durante el siglo XIV fueron varios los viajeros cristianos españoles que se dirigieron a Asia entre los que destaca el franciscano fray Pascual de Vitoria.
En el siglo XV destacan dos grandes viajes. En el primero el rey de Castilla Enrique III envió una embajada al sultán otomano, Bayaceto, y otra cuando Tamerlán derrotó a Bayaceto. Ésta fue muy bien acogida por Tamerlán dando a los españoles parte del botín capturado por los turcos. Se mandó por ello otra embajada que salió de Cádiz hasta Constantinopla y Trebisonda y después por tierra hasta Samarcanda. Este viaje fue relatado por González de Clavijó bajo el título Embajada a Tamerlán.

3.      La salida al Atlántico
3.1. La apertura del estrecho de Gibraltar
Hasta la segunda mitad del siglo XIII las comunicaciones entre el Mediterráneo y el Atlántico fueron casi inexistentes ya que el estrecho de Gibraltar estaba en manos musulmanas por lo que era muy difícil atravesarlos por temor de ser capturados.
Por este motivo la conquista del sur peninsular y la apertura del Estrecho interesó no solo a monarcas castellanos y portugueses sino también a los mercaderes especialmente a los genoveses ya que querían abrir la vía marítima que les comunicara directamente con Flandes e Inglaterra y así establecieron sus principales colonias en ciudades andaluzas.
Éstos fueron los primeros en organizar una flota que se dirigió a Inglaterra y Flandes. De este modo la apertura del Estrecho sirvió para que naves catalanas, mallorquinas, venecianas, cántabras y vascas lo cruzaran con frecuencia.


3.2. Genoveses, mallorquines y catalanes
Lancelotto Malocello descubrió las islas Canarias y la isla de Madeira y las Azores una expedición de genoveses y florentinos gracias a la apertura del paso al Atlántico pero aunque fueron descubiertas en el siglo XIII, no fueron colonizadas hasta un siglo después.
Los catalanes y los mallorquines habían desarrollado una intensa actividad comercial con los puertos magrebíes desde Túnez hasta Ceuta y con el reino de Granada a lo largo del siglo XIV. Los mallorquines visitaban con frecuencia la costa atlántica marroquí y conocían muy bien esta área.
Estas primeras salidas al Atlántico demostraban que la técnica y los medios náuticos estaban a punto pero las grandes expediciones no podrían ser llevadas a cabo por ellos porque aunque tenían la técnica, sus bases de aprovisionamiento estaban lejos y sus motivaciones comerciales respondían a un afán de lucro por lo que los grandes descubrimientos necesitarían un gran esfuerzo económico que solo podía ser dado por Portugal y Castilla.

4.      Las grandes exploraciones portuguesas y castellanas del siglo XV
4.1. Las islas Canarias
 Aunque el descubrimiento de estas islas tuvo lugar en 1312, hasta 1402 no se emprendió su conquista gracias a Juan de Bethencourt, y se hizo desde la isla más pequeña hasta Tenerife en 1496. Esta expedición que comenzó en Lanzarote requirió de la presencia de más hombres venidos de Andalucía bajo la protección del rey Enrique III, es decir, bajo la soberanía de la Corona castellana. Posteriormente se conquistó Fuerteventura y el Hierro, y en 1454 se inicia la conquista de Gran Canaria y Tenerife sin éxito hasta la llegada de los Reyes Católicos, por la resistencia de la población guanche.
La conquista de Madeira empezó poco después de su descubrimiento al igual que las Azores y esto fue debido a la población casi inexistente en estos lugares.


4.2. Las rutas portuguesas en África. Don Enrique “el Navegante”.
El establecimiento en Portugal de la casa de Avís y la batalla de Aljubarrota hizo que hubiera un cambio en la dinastía, pasando de la castellana a la portuguesa. De este modo los portugueses se establecieron en Ceuta para emprender la conquista del territorio marroquí y los castellanos no pudieron hacerlos frente ya que todavía no habían terminado la Reconquista por la existencia del reino nazarí de Granada.
La empresa africana portuguesa estuvo bien planificada estableciendo un tratado de paz con Castilla (1411) a la vez que la Santa Sede le concedía los beneficios de la cruzada. La toma de Ceuta (1415) marcó la etapa de descubrimientos de los portugueses en África culminando con el establecimiento de la ruta marítima hacia la India en 1488.
Todas estas operaciones como el doblamiento de Madeira o el descubrimiento de las Azores fueron dirigidas por el infante Don Enrique el Navegante.
Tras el fracaso de la toma de Tánger (1437), se abandonó la conquista de Marruecos y se establecieron una serie de plazas fuertes a lo largo de la costa que sirvieran de apoyo a la navegación en su intento de llegar a las fuentes del oro y los esclavos, franqueando Cabo Bojador y Cabo Blanco. De allí se trajo el primer grupo de esclavos negros y en sus cercanías se construyo el famoso fuerte de Arguim que protegería el comercio de esclavos y oro a cambio de productos europeos.
En 1444, se llegó a la desembocadura del Senegal y a Lagos llevando el primer lote importante de esclavos. Esto constituyó una fuente importante de ingresos y un remedio a la escasa mano de obra para Madeira y Azores.
La llegada de los portugueses al África negra hizo que los castellanos, franceses y genoveses intentaran seguir sus pasos por lo que se pensó en consolidar el monopolio de los descubrimientos africanos. La Bula Romanus Pontifex que les otorgó el Papa Nicolás V, en 1455, reconoció el derecho exclusivo a Portugal a las exploraciones africanas. Ésta fue la razón por la que Colón planteó su viaje a las Indias, a través del Atlántico, buscando la ruta marítima ya que la africana era monopolio de los portugueses.
Tras la muerte de Enrique el Navegante, se inspeccionan más de dos mil kilómetros de costas, rebasándose el Ecuador.
Las conquistas portuguesas fueron reconocidas por Castilla mediante el Tratado de Alcaçobas, firmado en 1479 y ratificado en Toledo en 1480, entre los Reyes Católicos y Alfonso V de Portugal.
En este tratado se reconoció a Castilla la posesión de las Canarias y la prohibición de navegar al sur del Cabo Bojador y a Portugal, su dominio sobre las Azores, Madeira y todo lo descubierto y por descubrir al sur de dicho cabo.
En 1487, se realiza por fin, el viaje a la India doblando África. Bartolomé Díaz salió de Lisboa con tres carabelas. Sin saberlo dobló el sur de África volviendo a tocar toda la costa y recopilan información sobre las rutas de los navegantes árabes, hacia India y el sur de Ádén.
A través de todas las exploraciones los portugueses se fueron familiarizando con los vientos alisios y contralisios porque hasta ese momento navegaban contra el viento a bolina, es decir, buscando el ángulo menor posible.
El descubrimiento de la volta fue el hallazgo más importante de los marineros portugueses. Descubrieron que al norte del Ecuador los vientos giraban en una especie de círculos este- oeste- este, en el sentido de las agujas del reloj y que a la altura de Lisboa los vientos volvían a soplar hacia el Este, lo que les permitía regresar de nuevo hacia la costa portuguesa, siempre con viento de popa o del lado de popa.
Descubrieron que el régimen de vientos era constante a lo largo de nueve meses al año en la franja costera que va desde Oporto hasta las costas del Sahara. De este modo se descubrió el método que utilizarían los barcos hasta la invención del vapor.

4.3. El Nuevo Mundo
Desde su juventud, la vida de Colón había estado ligada al mar. Realizó diversos viajes recogiendo información sobre el tipo de vientos y rutas marítimas.
El “gran error” de Cristóbal Colón, fue atribuir una extensión exagerada a Eurasia. Creía que tal y como había indicado Marco Polo, la distancia entre China y Japón era de 1500 millas, y además atribuyó a cada ángulo una longitud de 45 millas cuando en realidad era 60. Estos errores, lo llevó a reducir a 2400 millas la distancia marítima entre Canarias y Japón. Con estos cálculos, presentó su proyecto a Juan II de Portugal y éste fue rechazado por razones técnicas y políticas ya que Portugal estaba a punto de doblar el Cabo de Buena Esperanza. Colón ofreció su proyecto a Francia e Inglaterra pero no tenían medios para llevarlo a cabo.
A su llegada a Andalucía encontró la ayuda que buscaba en el duque de Medinaceli que lo puso en contacto con los Reyes Católicos. El rey Fernando no era partidario, pero Isabel insistió y aunque el proyecto al principio lo rechazó una comisión de expertos fue finalmente aprobado con las Capitulaciones de Santa Fé en 1492. En estos documentos se reconocía a Colón el título de Virrey, gobernador General y Almirante y el 10% de las riquezas de todo tipo que se generaran en las tierras a descubrir.
Los preparativos del viaje duraron tres meses. La intervención de los hermanos Pinzón y los Niño, fueron decisivas para reclutar la tripulación y abastecer los navíos. Las carabelas Pinta y Niña y el navío Santa María zarparon el 3 de agosto de 1492 y el 12 de octubre llegaron a la isla caribeña San Salvador. El genio y los errores de Colón, habían hecho posible el descubrimiento de un Nuevo Mundo. 

TEMA 14. EL DOMINIO DEL ISLAM A FINALES DE LA EDAD MEDIA. LOS REINOS AFRICANOS.


TEMA 14. EL DOMINIO DEL ISLAM A FINALES DE LA EDAD MEDIA. LOS REINOS AFRICANOS.

Los estados islámicos del Zagreb Occidental y la Península Ibérica.

-> Meriníes:

Al contrario que las dinastías beréberes anteriores, este poder no surgió como un movimiento reformador religioso dirigido por un mahdi y no aspiraba a una renovación religiosa de los musulmanes, sino que en principio este grupo sólo quería alcanzar el poder y controlar las tribus mediante su participación en empresas de guerras. Sin embargo, necesitaban una legitimación religiosa e intentaron reforzar el sentimiento religioso de la población y apoyaron la doctrina malikí recibiendo así el respaldo de los ulemas.

Para esto utilizaron la guerra santa de Al-Andalus como propaganda política y el control de los estudios de las ciencias islámicas a través de la fundación de madrazas en las ciudades principales.

Cuando Alfonso XI los derrota en la batalla del Salado en su intención de hacerse con Al-Andalus de forma permanente abandonan la península pera dedicarse a la política magrebí.

Mientras batallaban en Granada el sultán meriní Abu-Hasan conquistó Tremecén. Con cuanto a los Hafsíes de Ifriqiya, Abu-Hasan sigue una política matrimonial y diplomática, pero cuando su suegro desaparece, lleva a cabo la conquista de Túnez de forma militar. Sin embargo, tuvo que abandonar sus conquistas por las revueltas beréberes que se sucedían en el Zagreb para asegurar sus territorios. Finalmente fue depuesto por su propio hijo, Abu Inan, y se exilió a la montaña hasta su muerte.

Este sultanato se vio afectado por las crisis políticas, los reveses militares y la intromisión en el comercio atlántico de portugueses y genoveses provocando su decadencia a finales del s.XIV. Además, la autoridad del sultán disminuía a medida que la población se encontraba desprotegida ante la destrucción de Tetuán por los castellanos y la conquista de Ceuta por los portugueses, lo que llevó a reacciones de tipo religiosoque acabaron con la dinastía y, a partir de1472 fueron los Wattasíes, de una rama de los meriníes, los que regirán Marruecos.

-> Zayaníes:

  • Su política fue de expansión hacia el Túnez hafsí y defensiva frente a los meriníes.
  • Tremecén fue asediada 8 años y fue ocupada dos veces por ellos durante el s. XIV dando lugar a la construcción de al-Mansura.
  • Una vez en paz el zayaní Abu Tashufin se tuvo que enfrentar a varias rebeliones y asedió Bujía, donde construyó una ciudad campamento; y atacó Túnez derrotando a su sultán, quien pidió ayuda a su yerno el cual derrotó a los zayaníes temporalmente.
  • Los zayaníes, a pesar de ser incorporados al ejército con honores, se revelaron y volvieron a su capital hasta la segunda ocupación meriní en 1352.

Abu Hammu Musa II restauró el régimen zayaní aprovechando un momento de debilidad meriní pero su reinado estuvo sumido en muchas guerras contra los meriníes, que le obligaron a evacuar la capital varias veces, o contra otros rebeldes entre los que estaba su hijo. Los sultanes posteriores reinaron efímeramente hasta que la caída de los meriníes les lleva a ser vasallos de los hafsíes de Túnez.

-> Hafsíes:

El califa hafsí consiguió:
·         Sofocar las revueltas y dio el gobierno de las provincias a sus hijos que estaban asistidos por un chambelán.
·         Apaciguó a los beduinos y consiguió arrebatar la isla de Yerba a Sicilia.
·         Solicitó ayuda a su yerno contra Tremecén.
·         Los meriníes ocuparían el reino dos veces, en 1347/48 y en 1356/57 y no se recuperarían los territorios hasta 1370 con el califa Abu- Abbas, que también contuvo a los beduinos, fue un importante mecenas y protector de Ibn Jaldún.
·         Los piratas hafsíes mantuvieron la flota cristiana alejada.

Durante el s. XV destacaron los califas Abu Faris y Uzman.

Durante la época Hafsí, Túnez, creció en población y aumentaron sus actividades dando nuevas infraestructuras como un hospital y varios palacios como el del Bardo.

-> Nazaríes:

En el s. XIV este territorio se había reducido a las antiguas coras de Granada-Elvira, Málaga, Almería, Ronda y parte de Algeciras predominando las zonas montañosas con las demarcaciones de tipo militar de las Alpujarras, la serranía de Ronda y la sierra de Málaga.

En estas zonas militares, las fortalezas:
·         Estaban controladas por el sultán.
·         No dominaban sobre los núcleos más próximos como el alfoz cristiano.
·         dependían de las ciudades más próximas  para su mantenimiento compartiendo la función defensiva con las alquerías.

Mientras, los núcleos rurales dependían de las ciudades pero tenían una cierta autonomía en su forma de gobierno.

El sultán tenía a sus súbditos bajo un compromiso de sumisión (bay´a) y su nombre se proclama en la oración de los viernes en todas las mezquitas aljamas de su reino. Él mismo podía designar a su sucesor, el cual no tenía que ser obligatoriamente su primogénito, siendo generalmente entre hermanos.

Con Castilla y con el reino de Aragón tenía diferente situación:
  • La frontera de Castilla sufrió continuas intromisiones y la intervención castellana en la política nazarí determinó la elección de candidatos al trono que se legitimaron por las armas o llegando a la sucesión por vía femenina. Las relaciones entre ambos reinos estuvieron marcadas por sucesivas treguas de tres o cuatro años alternadas con guerras en las que la frontera castellana iba avanzando.
  • Mientras, las relaciones con el reino de Aragón se mantenía en términos diplomáticos y comerciales sobretodo con monopolios comerciales a través de los puertos principales.
Destacan la actividad de mecenazgo que llevaba a cado el sultán granadino en los momentos de tranquilidad como:
·         Yussuf I, que se dedica a:
-Reorganizar la vida civil y militar de su reino.
-Patrocina construcciones en la Alambra y la edificación de la madraza en Granada.
-Encarga viajes de inspección por las fronteras orientales.
·         Su hijo, Muhammad V:
-Continuará su política.
-Su hábil diplomacia granadina le pondrá en buenas relaciones con Castilla, Aragón, Tremecén y Túnez.
-Sin embargo, su reinado se caracterizará también por los destronamientos frecuentes hasta la caída del reino.

Organización interna:
·         Durante el s. XV resurge la figura del chambelán (hayib), como cabeza de administración y poder político y militar. Este título no fue concedido por todos los reinos ni por mucho tiempo porque los emires no querían dejar tanto poder a uno solo cortesano.
·         Le seguían los visires, encabezados por el gran visir (doble visir). Eran nombrados y destituidos por el sultán, quien delegaba en unos secretarios que también podían llegar a visires.

Organización financiera:
·         La hacienda nazarí se dividía en el patrimonio privado de la dinastía (mustajlas) y el tesoro público (bayt) que podían intercambiarse en la práctica pudiendo incorporar bienes privados del sultán al tesoro público o adquirir para la dinastía los bienes del Estado.

El patrimonio estaba compuesto por grandes y pequeñas propiedades rústicas y urbanas junto con impuestos.

·         “El tesoro de la comunidad musulmana”: formado por grandes y pequeñas propiedades rústicas y urbanas, con numerosas rentas y bienes de manos muertas.

En la capital tenía tierras en la Vega, tiendas, baños, molinos y hornos pero no se sabe exactamente se podía confundir este patrimonio con el del tesoro público del Estado.

La gobernación de las provincias estaba confiada a tres cargos:
·         Valí, el gobernador: solían ser miembros de la familia nazarí o de los principales linajes de Granada, los cuales podían crear redes de poder en las provincias y causar problemas al emir.
·         Cadí o alcalde: pertenecían a familias importantes ya fuese por su riqueza, por su conocimiento del derecho, su justicia o por una combinación de todo esto junto con la experiencia en administración territorial y de justicia. Tenías una estructura jerarquizada:
-El caíd o jefe militar: tenía más autoridad en la zona fronteriza.
-El cadí mayor estaba en la cúspide de la jerarquía judicial del emirato granadino siendo uno de los funcionarios más importantes.
-Cadí local o provincial: se establecían en las capitales de las coras a los que se unían los alcaldes de la capital del reino u los cadíes de las zonas rurales.
-Por debajo estaban los jueces de competencias restringidas como los cadíes de matrimonios o de las aguas.

El ejército granadino en el s. XV no contaba apenas con mercenarios bereberes del norte de África a excepción de la tribu Zanata.
  • El cuerpo del ejército estaba formado por analusíes organizados por un registro o secretaría del ejército y acantonados en Granada dentro de la Alambra.
  • Los demás granadinos podían ser llamados a tomar las armas pero para defender sus tierras generalmente, no para largas expediciones.
  • Los elches, mercenarios cristianos, formaban la guardia personal del sultán.
  • Había voluntarios y guarniciones locales que se situaban en vaguardia en los castillos fronterizos con Castilla que recibían refuerzos de necesitarlo.

El comercio exterior granadino estaba muy influenciado por los extranjeros teniendo los genoveses monopolizadas las exportaciones todo el s. XIV (las especias, el azúcar, la seda, etc) y en el s. XV, los mallorquines, catalanes y valencianos actuaron como intermediarios a la vez que los granadinos eran intermediarios en la circulación de productos exóticos de otros países islámicos como el incienso. Con Castilla había prohibiciones ocasionales pero el comercio también era activo.

El sultanato mameluco de Egipto bajo los Buryíes.

Los mamelucos acantonados en las torres de El Cairo desplazaron a los mamelucos Bahríes hasta la conquista otomana en 1517 creándose una nueva dinastía en la que los hijos sucederán al padre apareciendo así la idea de herencia del poder. Estos hijos no podían ser considerados mamelucos porque habían nacido en Egipto y perdían sus derechos siendo sustituidos por otros compañeros de armas.

Los emires se rodeaban de cortes principescas como las del sultán y contrataban intendentes para cobrar las rentas, lo que llevó a abusos sobre los campesinos. Con lo que sobraba construía fundaciones piadosas o bienes habices (waaf) destinados al mantenimiento de edificios religiosos construidos por el emir. Esto dio lugar a grandes programas constructivos con una mezquita o madraza con tumba. También podían invertir en mercados, almacenes, tiendas, etc…

En la segunda mitad del s.XIV aparece la figura de inspector, también con rango de emir, que controla el buen funcionamiento de los canales de irrigación del Nilo, de los que dependía la bonanza del país, de garantizar la seguridad de los agentes fiscales y el buen desarrollo de la vida agrícola y cosechas. Las producciones principales para consumo propio comercio eran las legumbres, los cereales, la caña de azúcar y los frutos.

La mayoría de las rutas de comercio asiáticas estaban en malas situaciones, por lo que se dirigieron a Egipto como intermediario y, los mamelucos, favorecieron rutas hacia el océano Índico a través de sus puertos usando la vía fluvial para llegar a Alejandría, donde se instalaron los comerciantes europeos. Los productos principales eran la seda, especias, porcelana china y azúcar y proporcionaba numerables ingresos al gobierno mameluco por factores como derechos de aduana o tasas sobre navíos.

Hasta mediados del s.XV :
  • El gran comercio estaba en manos de los mercaderes karimíes:
-Se organizaban en sociedades familiares (shakira) en las que participaban hombres libres y esclavos como agentes y representantes en las factorías de África, Arabia y la India, hasta Indonesia y China.
-Eran muy ricos y contribuyeron al desarrollo económico de El Cairo, donde expandieron barrios mercantiles, también potenciados por los emires.

  • Algunas tribus beduinas también intentaron sacar provecho de este comercio. Esto hizo que, junto a la peste y los ataques de piratas, los karimíes abandonaran Qus a finales del s. XIV para trasladarse a Suez.
  • En el mediterráneo Alejandría se convierte en el puerto principal ya que los mamelucos habían prohibido a los europeos llegar a las rutas índicas por el mar Rojo.
  • Tanto las ciudades mercantiles italianas, provenzales y catalanas como los egipcios tuvieron que sufrir ataques como el de Pedro I  Lusiñán.

Con los sultanes mamelucos buriyíes era necesaria la condición de circasiano para adquirir el poder y se crearon dos dinastías,la de los zahoríes y la formada por Qaitbay y su mameluco.. Estos reinados tuvieron una duración larga, lo que demuestra su estabilidad y autoridad de los mamelucos.

Durante el s. XV la administración se transforma por los graves problemas económicos:
·         El emir encargado de la casa del sultán ejerce como gran visir adquiriendo gran importancia.
·          Más adelante sería sustituido por el jefe de los registros, encargado de la administración de finanzas de todo el sultanato y el emir (atabeg) de los ejércitos.
·         Con esto se pasa a una confusión entre la casa del sultán y las finanzas públicas.
·         La centralización también se manifiesta por la presencia constante del sultán en El Cairo, sin hacer expediciones en las fronteras y enviando a las provincias sólo inspectores.
·         Egipto se ve afectada por la peste negra de 1349 repetida en varias ocasiones:
-Afectó a las grandes ciudades y también a gran parte de la población rural haciendo que no se puedan pagar los impuestos.
-Además, las tierras estaban quedando desprotegidas frente a los beduinos que amenazaban las rutas comerciales del mar Rojo.
Se juntó la invasión de Siria por Tamerlán, un periodo de hambre y la guerra de los emires contra el sultán hasta 1412.

Esta crisis se solucionó cuando el sultán Barsbay reforzó el poder de los inspectores provinciales y reservó el monopolio del comercio de especias para el Estado que ya controlaba los puertos de Tor (Suez) y Alejandría, donde se hacían los intercambios.
Sin embargo, también se produce un efecto contrario  a favor de los europeos a quienes los egipcios les compraban más que vendían.

Estos problemas económicos, junto al auge de los otomanos a principios del s. XVI y las dificultades internas de los sultanes llevaron a la caída del régimen.



La islamización de los Kanatos Mongoles. Las conquistas de Tamerlán.

La islamización de la Horda de Oro

El Islam no se estableció oficialmente en la Honda de Oro hasta que no tomó el gobierno Uzbek y, cuando los mongoles de la Horda, se hicieron musulmanes se identificaron más con sus súbditos turcos que con los rusos cristianos del norte de sus tierras.

La alianza de los mamelucos en contra del ilkanato siguió en pie pero al surgir Lituania y Moscú como fuertes poderes perdió fuerza.

Durante todo este tiempo, la Horda de Oro:
·         Siguió haciendo incursiones contra Europa del Este, sobretodo Hungría y Polonia, aprovechando también sus luchas internas y que la frontera de Hungría se podía traspasar fácilmente.
·         También se tomaron disposiciones legales para la liberación de cautivos.
·         Polacos y rusos acudían a la Horda al pagarles en tributos y buscando apoyo para sus conflictos internos.
·         El Papa convocó una cruzada en 1325 y, a partir de entonces, se restringieron los cobros de los diezmos de cruzada por los reyes húngaros, polacos y bohemios para defender sus fronteras.
·         Sólo destacó el reinado de Toktamysh, protegido por Tamerlán, que unificó la Horda de Oro y la Horda Blanca del este. Fue derrotado por los moscovitas dando lugar a un avance a la destrucción de la Horda por los rusos en el s. XVI pero sería Tamerlán quien derrotaría al que fue su protegido (la Horda).

En 1438 la Horda fue dividida en dos partes: el kanato de Kazán y la Gran Horda y después volvió a subdividirse en grupos enfrentados entre sí. La destrucción de la Gran Horda en 1502 por el gobernante de Crimea se considera el fin de la Horda de Oro ya que Crimen se había sometido a los otomanos.

El ilkanato de Persia.

Con la conversión de Ghazan se fue dando un sentimiento de unificación entre los mongoles y persas manifestado en matrimonios mixtos y en la progresiva asimilación de los mongoles dentro de la sociedad persa.

Con su hermano se mantuvo al ministro Rashid al-Din y trasladó la capital de Tabriz a Sultaniyya.

Le sucedió su hijo, quien subió joven al trono, y negoció la paz con los mamelucos. Tuvo como visir al hijo de Rashid al-Din y tuvo un gobierno exitoso. Sin embargo, a su muerte, el ilkanato se derrumba al no tener hijos varones ni un miembro suficientemente fuerte para hacerse con el poder, por lo que acabó la dinastía.






Tamerlán (1369-1405) y los Timúridas.

A mediados del s. Nivel kanato Chatagai se dividió en dos partes:
  • Transoxiana: con una población mayoritariamente sedentaria y musulmana.
  • El llamado “país de los mongoles”: que permaneció a salvo de los intereses de Tamerlán, quien explotó las diferencias entre ambos poderes.

Tamerlán era de ascendencia mongola, de religión musulmana, y turco de lengua y cultura. Se consolidó como líder interno y se dedicó a crear un ejército mixto para después comenzar su expansión en tres fases:
  • 1370-1385: Control de Asia central, con ataques hacia el este y hacia el ilkanato de Persia, al oeste, que incorporará a su imperio.
  • 1385-1395: Control de la Horda de Oro  que somete a su mandato pero no la incorpora territorialmente. También Anatolia y Próximo Oriente enfrentándose allí a mamelucos y otomanos derrotando a todos consiguiendo el cotrolde casi toda la Anatolia tras la batalla de Ankara.
  • 1398-1399:Hace incursiones a la India aprovechando la derrota de los ejércitos cristianos ante los otomanos en Nicópolis para destruir el sultanato de Delhi, saqueando la capital, masacró la población y avanzó hacia Ganges para luego volver a Samarcanda.

En 1403 Ruy González de Clavijo encabeza una embajada dirigida a la corte del emperador Tamerlán de parte del rey de Castilla Enrique III, que ya había estableció un contacto previo con Tamerlán. La delegación castellana:
·         Vio la derrota otomana de Ankara, lo que dio un respiro a Constantinopla, que ya estaba muy moribundo.
·         Se encontró con emisarios de la China Ming.
·         Tamerlán los recibió en Samarcanda para exponerle un pacto entre los poderes cristianos y Tamerlán, quién seguía manteniendo la idea de crear su propio imperio mongol y musulmán.

Tamerlán estableció un aparato ideológico para legitimar su posición como soberano universal y construir un imperio universal con una invasión de tierras de los infieles (algazúa) presentándose como campeón del Islam. Estableció su base en Samarcanda, que aumentó sus barrios y se enriqueció. Sin embargo, no tuvo continuación en un proyecto de estado como el de Gengis Kan. Tamerlán muere en 1405 cuando intentaba conquistar la China Ming.

Grandes reinos de África Occidental Subsahariana.

-> Reino cristiano de Abisinia o Aksum (Etiopía)
Este reino fue uno de los más poderos estados de su tiempo y aún tenía importancia en época de Mahoma a pesar de haber entrado ya en decadencia pero también período en que se crearía la nueva capital de Roha.

La iglesia etíope también dependía del patriarcado de Alejandría. La conversión de la corte del rey Ezana fue rápida y su evangelizador, Frumencio, fue nombrado obispo con el nombre de Salamá. Hasta el s. VI, con los monjes sirios contrarios al Islam, el pueblo no fue cristianizado.

Se constituye una iglesia de Estado con un patriarca designado por Egipto y un negus a la cabeza. El número de monjes y eremitas estaba dirigido por un etchequié etíope, con mayor autoridad que la del patriarca.

La influencia judía aparecí en la práctica de la circuncisión, la prohibición de comer carne de cerdo o seca, la festividad del sábado y domingo o el uso renombres del Antiguo Testamento.

El rey más famoso fue Lalibela, impulsor de las iglesias excavadas en la rocas cercanas a Lalibela y el complejo eclesiástico de Tana Kirkos, en el lago Tana. Pero, también su antecesor Kristos es el que más se identifica con la leyenda del Preste. Cristos reunió su condición de sacerdote con su corona real.

A Jerusalén llegaban cristianos de raza negra procedentes de Etiopía, que practicaban un cristianismo copto que, entre los s. XII-XV experimenta un renacimiento a la vez que tiene que enfrentarse a la expansión del Islam por su área.

Mali y las rutas transaharianas de sal y esclavos.

La dinastía de Mali se desarrolla en los siglos XIII y XIV.En 1234, Soundiata, restablece la independencia de este reino, une Ghana y se extiende sobre Sangay y el Sáhara meridional hasta el Atlántico.

Esta zona se distribuía en 14 provincias, con 24 ciudades importantes y numerosas aldeas.
Estaban gobernadas por un virrey designado por Mansa, excepto Ghana, con estatuto especial. Además, la justicia y seguridad en las rutas comerciales era lo que más preocupaba a los reyes.

Mali tiene su apogeo bajo el reinado del Mansa Moussa quien, junto a su sucesor, tenían famas de ser muy temidos y avariciosos, y mantuvieron relaciones diplomáticos con los poderes islámicos del Zagreb.

La principal fuente de ingresos de Mali eran las rutas comerciales transaharianas. Las ciudades por las que estas pasaban sufrían un aumento de población. Los comerciantes magrebíes y egipcios tenían en Mali sus barrios propios y mezquitas formando parte de la élite de la ciudad. No había una separación radical y se produjeron matrimonios mixtos entre blancos y negros.

Las caravanas de la ruta occidental solían llevar libros, cereales, frutos secos, caballos, textiles, cerámica, joyas y, sobretodo, sal de las salinas de Tagaza volviendo cargadas de otras mercancías, sobretodo esclavos y oro siendo los esclavos muy demandados por la escasez a ambos lados del Estrecho y el oro, siendo los yacimientos de oro de Mali la mayor reserva del mundo en este momento. La única mercancía que podía competir en precio e importancia era la sal de Tagaza, que aumentaba el valor a mayor distancia de la salina de origen.
                                                                                              
de� t$c n Ѐ �`� de Juan i  de Aragón, discípulo de Ovidio.
En Castilla, el humanismo fue realzado por el canciller Pedro López de Ayala (1332-1407), quién unía a sus preocupaciones por los clásicos unos rasgos que le identifican como un intelectual medieval. Conocía y tradujo obras de Tito Livio, Valerio Máximo, San Agustín, Boecio, Gil de Roma, Bocaccio. Combinaba la literatura legal de su momento con su interés por San Isidro y San Gregorio Magno. Escribió el Libro rimado de palacio, sátira de la vida nobiliaria y las Crónicas de los reinados de Pedro i, Enrique ii y Juan i
El patrocinio de humanistas fue constante en las cortes de los Trastámaras. La élite nobiliaria participó activamente en la difusión del humanismo, destacan: Santillana, Iñigo López de Mendoza (1398-1458), pertenecían al círculo de Fernando I y formados en la corte aragonesa.
La imprenta española, vinculada a la Iglesia o la Universidad, era importada. Los Reyes Católicos (1480) apoyaron las imprentas de extranjeros con medidas como la exención de servicio militar y la reducción de impuestos al tráfico de libros. Al amparo de las grandes catedrales y estudios universitarios los principales centros fueron Sevilla, Segovia, Salamanca, Alcalá de Henares, Zaragoza, Barcelona, Tortosa y Valencia Se formaron talleres de editores por toda la Península Ibérica. Mercado importante para la imprenta fue la impresión de bulas eclesiásticas de los monasterios de Prado y San Pedro Mártir. Los ingresos permitían imprimir otros textos menos ventajosos.


4. Arte y sociedad en el Renacimiento
4.1. Arte y mecenazgo
Durante el siglo xv, el mecenazgo se amplía a encargos públicos de comunas y concejos y al patronazgo de los ricos aristócratas y mercaderes. En Italia, la cultura cívica se transforma por las dinastías principescas de origen comercial o militar como los banqueros Médici en Florencia, los Sforza en Milán, los Gonzaga en Mantua, a los que se les une el mecenazgo pontificio desde Roma, que favorece la implicación cultural de Alfonso v el Magnánimo de Aragón. El resto de Europa, con políticas menos fluctuantes, el humanismo y los nuevos estilos artísticos se difunden a través de las cortes reales y del mecenazgo nobiliario.
El mecenas podía optar por dos posibilidades:
-          por financiar una costosa obra privada o pública –donada a la ciudad o a la Iglesia-, para demostrar su capacidad económica y su prestigio.
-          por encargar un obra de arte mueble, para su propio disfrute o donación a alguna institución eclesiástica para mostrar su favor y caridad para abrirle las puertas del cielo.
Nace así el coleccionismo, la satisfacción de poseen obras de arte. La generalización del mecenazgo supuso la aplicación del arte a espacios precisos: el altar, la capilla familiar rodeada de frescos hasta temas cultos en el estudio. El retrato privado se generaliza en las casas nobles y burguesas.
Había encargos de instituciones que implicaban, en muchos casos, tareas colectivas encargadas a escultores y arquitectos. Cuando la financiación de estas instituciones flaqueó, los artistas se vuelven hacia las familias principescas o aristócratas, quienes no siempre tienen la capacidad económica suficiente para obras más grandes.
La relación patrono-artista, se convirtió en el vehículo principal de financiación, gracias al contrato de encargo, sobre todo en la escultura y pintura. El cliente establecía las características y el tema del trabajo a realizar, pagaba por las materias primas empleadas y por la labor del artista, se pagaba por la dimensión de la obra, o por sus materiales y el tiemplo empleado en su ejecución. Fundamental era la agrupación en talleres, donde los aprendices realizaban parte del trabajo (fondos, figuras pequeñas...), firmando la obra el artista prestigioso, quienes, hasta mediados siglo xv, estaban encuadrados en corporaciones: en Florencia los pintores estaban dentro del gremio de los médicos y boticarios; los escultores en piedra en el gremio de picapedreros y carpinteros; los escultores en metal y orfebres en el gremio de la seda y las manufacturas de lujo, pudiendo participar en otras artes en las que aconsejaban y diseñaban.
La firma del contrato suponía para el artista una forma de servidumbre respecto al patrono, y en él figuraba lo que el artista debía crear, cuando y como pagar el cliente, fecha de entrega de la obra; en la pintura los colores a utilizar, y a veces la entrega previa de un boceto. Se valoraba de distinta forma el tiempo empleado por el maestro o los asistentes. En Italia, la obra sobre tabla pierden consideración respecto al fresco, no así en norte de Europa por parte de los artistas flamencos. La consideración social del artista está relacionada con su especialización técnica y temática.

4.2. Arquitectura: del gótico al estilo renacentista.
La arquitectura de los siglos xiv y xv viene definida por la coexistencia entre un gótico estilizado y los inicios de una arquitectura renacentista que se impone sobre los abigarrados edificios medievales. Por una parte, se continúa en toda Europa con la financiación de grandes iglesias góticas, desde el siglo xiii, con variantes locales, basadas en el afinamiento de las formas, multiplicación de arcos, nichos, columnas y nervaduras, una forma de construir el gótico que recibió distintos nombres: estilo ornamentado o perpendicular en Inglaterra; gótico flamígero en Francia;  isabelino en España, etc. Serán los palacios privados, las mansiones de la burguesía y las lonjas comerciales las primeras muestras de arquitectura civil gótica. Sin embargo, ninguna de ellas aspira a cambiar la imagen de la ciudad o del poder como lo haría la arquitectura del humanismo.
El arte italiano utilizó pocos elementos góticos. Creó una arquitectura con raíces en el arte clásico, teniendo en el arco de medio punto su principal referencia. Sus principales manifestaciones están en edificios religiosos y civiles del Renacimiento, siendo Florencia y Roma, las más representativas.
La ciudad comenzó a revolucionarse con la revitalización de los modelos, órdenes arquitectónicos  y espacios del clasicismo antiguo, organizados con una nueva perspectiva del espacio también manifestada en la pintura. Las ciudades se planifican con postulados humanistas, pero adaptando la teoría a los casos prácticos como Pienza o Urbino. La ordenación de los espacios públicos pasaba por su decoración siguiendo las reglas formales clásicas de proporción de los órdenes dórico, jónico y corintio, tanto en edificios laicos como religiosos. Los palazzos señoriales, son ejemplo del mecenazgo comunal en siglos anteriores, ahora  las iglesias y palacios privados se construirían en el nuevo estilo. Se planean villas en el campo al estilo villae de recreo antiguas.
Respecto a la ingeniera civil, los castillos modificaban su estética para adaptarse a los nuevos gustos, como Ourem (Portugal), que incluían el contraste del ladrillo –de origen árabe y bizantino- como elemento decorativo para la piedra. A lo largo del siglo xvi estos cambios se consolidan, dando lugar a una nueva imagen de la arquitectura europea.
Lonjas, mercados, ayuntamientos, palacios y casas de ricos burgueses constituyen los edificios emblemáticos en Europa. En la Península Ibérica, la Corona de Aragón y sus edificios de Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca. En castilla y parte de Aragón triunfa la arquitectura mudéjar, caracterizada por la utilización del ladrillo, mampostería, arcos de herradura y decoración de yeserías como en Ávila, Segovia, Toledo, Zaragoza. El arte nazarí que tiene su ejemplo en La Alhambra, se refleja en el alcázar sevillano de Pedro i.

4.3. La escultura y la pintura
Distinguir dos grandes zonas: la flamenca y la italiana.
1.        la flamenca, caracterizada por el dramatismo y el realismo de las figuras, destacando el papel de la muerte. Un patetismo acentuado en las vidrieras de catedrales, ante la dificultad de aplicar la técnica aplicada que impide una suave gradación cromática, al igual que en los numerosos Ecce Hommo y Descendimientos, muy del gusto de los pintores flamencos. El realismo flamenco alcanza cotas insuperables con los retratistas (Juan van Eyck) y los miniaturistas que dan entrada a escenas campestres y de la vida cotidiana: códice Las muy ricas horas del Duque de Berry. Con la construcción de palacios y casas señoriales se desarrolla la tapicería con escenas mitológicas e históricas: talleres de Arras.
2.       La pintura italiana nos presenta un naturalismo, quizá por influencia franciscana, impregnado de humanidad: Cimabué y Giotto.
En España una clara diferencia entre los territorios de la Corona de Aragón en la órbita del arte provenzal-italiano y los territorios de Castilla con influencia flamenco-borgoñona. En el campo artístico el siglo xiv es Catalán por la influencia de los hermanos Serra y la consagración de la catedral de Barcelona y otros edificios civiles. El siglo xv, es castellano, recibiendo las influencia realistas y decorativas flamencas, recreándolas y transformándolas, dando lugar a edificios como el Palacio de los Duques del Infantado en Guadalajara; el monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo, o la capilla del Condestable en la catedral de Burgos.