Mostrando entradas con la etiqueta Julio Cesar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Julio Cesar. Mostrar todas las entradas

La Guerra de las Galias - Julio César

La Galia esta dividida en tres partes: una que habitan los belgas, otra los aquitanos, la tercera los que en su lengua se llaman celtas y en la nuestra galos. Todos estos se diferencian entre si en lenguaje, costumbres y leyes. A los galos se- para de los aquitanos el rio Carona, de los belgas el Marne y Sena. Los mas valien- tes de todos son los belgas, porque viven muy remotos del fausto y delicadeza de nuestra provincia; y rarisima vez llegan alla los mercaderes con cosas a proposito para enflaquecer los brios; y por estar vecinos a los germanos, que moran a la otra parte del Rin, con quienes traen continua guerra. Esta es tambien la causa porque los helvecios² se aventajan en valor a los otros galos, pues casi todos los dias vie- nen a las manos con los germanos, ya cubriendo sus propias fronteras, ya inva- diendo las ajenas. La parte que hemos dicho ocupan los galos comienza del rio Rodano, confina con el Carona, el Oceano y el pais de los belgas; por el de los secuanos³ y helvecios toca en el Rin, inclinandose al Norte. Los belgas toman su principio de los ultimos limites de la Galia, dilatandose hasta el Bajo Rin, mirando al Septentrion y al Oriente. La Aquitania entre Poniente y Norte por el rio Carona se extiende hasta los montes Pirineos, y aquella parte del Oceano que bana a Espana. II. Entre los helvecios fue sin disputa el mas noble y el mas rico Orgetorige. Es- te, siendo consules⁴ Marco Mesala y Marco Pison, llevado de la ambicion de rei- nar, gano a la nobleza y persuadio al pueblo «a salir de su patria con todo lo que tenian; diciendo que les era muy facil, por la ventaja que hacian a todos en fuerzas, senorearse de toda la Galia». Poco le costo persuadirselo, porque los helvecios, por su situacion, estan cerrados por todas partes; de una por el Rin, rio muy ancho y muy profundo, que divide el pais Helvetico de la Germania; de otra por el alti- simo monte Jura, que lo separa de los secuanos; de la tercera por el lago Leman y el Rodano, que parte terminos entre nuestra provincia y los helvecios. Por cuya causa tenian menos libertad de hacer correrias, y menos comodidad para mover guerra contra sus vecinos; cosa de gran pena para gente tan belicosa. Demas que para tanto numero de habitantes, para la reputacion de sus hazanas militares y va- lor, les parecia termino estrecho el de doscientas cuarenta millas de largo, con ciento ochenta de ancho.

La Guerra de Las Galias - Julio Cesar by Juan Carlos Lopez Villa